“los orígenes del patinaje sobre ruedas”

El crédito oficial por la invención del primer par de patines, debe atribuírsele a Joseph Merlín, un luthier nacido en Huys, Bélgica el 17 de septiembre de 1735.
En mayo de 1770, Merlín fue a Londres como director del Museo Cox en Spring Gardens, donde exhibió varios de sus instrumentos musicales. Merlín también tenía ejemplos de sus trabajos en su casa en Oxford Street (afectivamente llamada “la cueva de Merlín”), donde también mostraba su único invento: un par de patines sobre ruedas.
Pero su lugar en la historia como inventor, también va acompañado de una graciosa anécdota sobre la presentación de su invento en sociedad: Un escrito de la época decía: “… diseñados para rodar sobre pequeñas ruedas metálicas. Provisto de un par de estos patines y un violín, ingresó en un baile de disfraces celebrado en Carlisle-House, Soho Square, en el centro del Londres. Sin contar con medios para disminuir su velocidad o controlar su dirección, fue a dar contra un valuado espejo ubicado al final del salón de baile. No solo provocó la rotura del mismo y la de su violín sino que también resultó lastimado severamente.”

Luego de este fiasco, no volvió a oírse sobre patines hasta 1790, cuando un herrero parisino inventó un patín sobre ruedas llamado “patín-a-terre”. Sin embargo, tomó unos 25 años para que este patín ganara reconocimiento. En Berlín, en 1818, patines sobre ruedas fueron usados por primera vez en el estreno del ballet “Der Maler oder die Wintervergnügungen” (“El artista o Placeres invernales”). El ballet había sido creado para patines sobre hielo, pero como no era posible producir hielo en el escenario, se utilizaron patines de ruedas.

La primera patente de un patín sobre ruedas fue presentada por M. Petitbled en Francia en 1819. Estos patines consistían en ruedas de metal, madera o marfil, montadas bajo una base de madera con correas para sujetarlos al pie. Los patines eran de un único tamaño y como las ruedas eran fijas, era imposible desplazarse por una línea curva.

En 1823, en Londres, Robert John Tyers patentó el modelo “Rolito”. En la oficina de patentes británica, el “Rolito” era descrito como un “aparato para ser adosado a los zapatos, botas u otro elemento que cubra el pie con el propósito de desplazarse por necesidad o placer”. Este modelo estaba hecho con 5 ruedas fijas en línea y fue un suceso que muy pronto atrajo la atención del público. Pronto surgieron muchos modelos patentados, cada uno un poco más sofisticado que su modelo anterior.

Así los patines comenzaron a difundirse pero tomó mucho tiempo hasta que fuera un verdadero éxito. En Alemania fue donde se hizo verdaderamente popular. En 1840, en una taberna cercana a la ciudad de Berlín, los sedientos clientes eran atendidos por chicas sobre patines. Esta novedad atrajo la atención de muchos, sin mencionar la mejora del servicio.

In 1857 fueron abiertas dos pistas de patinaje en Convent Garden y Strand, dos zonas muy importantes en el centro de Londres.

Pero recién en 1863, en Estados Unidos, James Leonard Plimpton pensó en colocar las ruedas bajo suspensiones de goma y así fue posible maniobrar el patín describiendo curvas. Estos patines tenían dos pares de ruedas paralelas adelante y atrás como los que conocemos hoy en día y fueron por lejos muy superiores a todos los inventados hasta el momento.

Poco después que los patines de Plimpton fueron popularizados, las pistas de patinaje se convirtieron en lugares de reunión. En Inglaterra, el patinaje sobre ruedas fue furor en muchos lugares tradicionales. Pero dado que muchas pistas fueron mal mantenidas y reguladas, la primer ola de popularidad no duró mucho tiempo.
Plimpton también fundó la primer asociación de patín sobre ruedas de Estados Unidos y organizó la primer sociedad internacional de patinaje sobre ruedas. También dio origen a los primeras competencias de habilidad (the Plimpton Medal) y desarrolló un sistema de ‘categorías’ de patín.

Samuel Winslow, se involucró con el patinaje sobre ruedas cuando fue contratado por James Leonard Plimpton para fabricar los patines que éste había inventado. En la década de 1870, Winslow comenzó a fabricar sus propios modelos de patines y fue demandado por Plimpton por usurpación de patentes. Ambos acordaron continuar con la fabricación de patines. Durante la década de 1880, más de 1 millón de pares de patines estaban en uso en más de 3000 pistas de Estados Unidos. El de la foto de la izquierda es el modelo “Vineyard A” de la línea “Vineyard”, fabricado durante los años 1880-81 por la compañía de Samuel Winslow. Sus patines eran los más populares en esa época en los Estados Unidos.

Las mejoras mecánicas de los patines ayudaron al renacimiento de patinaje. A los patines se le agregaron rulemanes de aguja (rodillos muy finos en vez de las bolillas como los que conocemos ahora) lo que permitía mejor rodadura que los modelos anteriores. Así, la moda ganó nuevos adeptos que ya no tenían que hacer tanto esfuerzo para patinar.

Pistas nuevas y más grandes fueron abiertas en las grandes ciudades. En Chicago, por ejemplo, una pista con el nombre de Casino Rink fue abierta en 1884 y fue escenario para partidos de polo (sobre patines), carreras y baile sobre patines. Sin embargo, con la invención de la bicicleta en los 1890, su popularidad puso en el olvido a los patines sobre ruedas durante la siguiente década.

En 1902, en el coliseo de Chicago (Estados Unidos), fue abierta al público una nueva pista de patinaje. En la noche de apertura se presentaron 7000 personas. Ahora, sus patines ya tenían rulemanes de bolillas. En 1908, el Madison Square Garden fue convertido en pista de patinaje y durante los siguientes 2 años, cientos de pistas fueron abiertas en los Estados Unidos e Inglaterra. El patinaje permaneció popular hasta la Primera Guerra Mundial, luego de la cual, el cine, el baile y el automóvil capturó la atracción del público y otra vez, el patín sobre ruedas declinó en atención, pero nunca pasó al olvido completamente.
Así, los patines sobre ruedas pasaron por altibajos a lo largo de su historia, desde los esfuerzos de Joseph Merlín hasta la utilización de rulemanes de bolillas durante los primeros años del 1900. En la década del 60, la tecnología (con el advenimiento de los plásticos) ayudó a crecer esta actividad hasta alcanzar la mayoría de edad.

Quizá en el futuro, los patines sobre ruedas lleguen a parecerse en algo a alguno de los proyectos que los primeros inventores habían imaginado.

____________________

Desconocemos el autor de esta recopilación de datos sobre los orígenes del patinaje sobre ruedas, querríamos poner su nombre pero no aparece en varios textos localizados en Internet similares a este, también en Wikipedia se plantea como algo similar por lo que deducimos que esto es lo que ocurrió.

Una respuesta

  1. wow es una linda historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: